REVUELTA JUVENIL EN MONGOLIA#13 Revuelta Kinki en Entrevías (I).

Deprisa_deprisa_2_c_filmoteca.jpg_1306973099
De paseo por el descampao nano. Fotograma de “Deprisa, deprisa”; a la izquierda Jose Antonio Valdelomar actuando de la forma más sincera. Grande.

Si hemos dedicado dos programas a la Blackexplotation… no Iba a ser menos con lo que pensamos que es su reflejo ibérico. Esta semana nos vamos con el primero de los especiales sobre la cultura Kinki en la España de los ’70 y ’80. Y es que más allá de la imagen de un Seat 124 lanzado al galope, las persecuciones y las navajas acercarnos a lo kinki nos da una lectura sobre cómo se originó una identidad en los márgenes de la sociedad establecida, o incluso cómo el estado manejó el triste fenómeno de la heroina con un sentido político. Y todo ello aderezado con música de barrio; desde la que parte de las raíces más flamencas hasta los Eskorbuto. Dale gas Torete que arrancamos Revuelta Juvenil en Mongolia.

 

Listado de canciones.

0. – Revuelta Juvenil en Mongolia. LOS ILEGALES.

1. – Deprisa, deprisa. Soleá + Farruca. LOS CHUNGITOS. B.S.O. Deprisa, deprisa.

2. – Me quedo contigo. LOS CHUNGITOS. B.S.O. Deprisa, deprisa.

3. – Cerebros destruidos. ESKORBUTO.

4. – Su nombre es heroina. LOS CHICHOS.

5. – Debajo del olivo. TERREMOTO.

6. – No, nanay. LAS GRECAS.

7. – Heroina. Juan Moneo “EL TORTA”.

 

 

 

REVUELTA JUVENIL EN MONGOLIA#12 Motherfuckers: del Verano del Amor al Amor Armado. Fire up!

Primera acción de The Motherfuckers en NYC. Los abuelos de Take Wall Street.
Primera acción de The Motherfuckers en NYC. Los abuelos de Take Wall Street.

Esa semana la revuelta se traslada hasta Nueva York. Y es que si hace unas semanas vimos el talante buen rollero de los contraculturales hippies de la Costa Oeste en el ’67… esta semana nos vamos con la militancia radical de la Costa Este. Los hijos cabreados del Movimiento Hippie pasan a la acción y desmontan tanto el mercantilismo que surge en torno a la movida hippilongis como el talante burocrático y pacífico de la Nueva Izquierda Norteamericana. A golpe de grupos autónomos y discurso de crítica radical revientan conciertos de los MC5, toman al asalto el Fillmore East declarándolo “espacio liberado”, llenan las galerías de arte de vagabudos hambrientos, revientan las vallas del Festival de Woodstock y consiguen cerrar por un día el MOMA. Esta semana… MOTHERFUCKERS, ¡¡¡todos contra la pared!!!

REVUELTA JUVENIL EN MONGOLIA#11. REVUELTA TUAREG EN MALI.

Riete tú de los hippies de La Alpujarra con las Volkswagen llenas de guitarras y porros.
Riete tú de los hippies de La Alpujarra con las Volkswagen llenas de guitarras y porros.

Esta semana nos llevamos la barricada hasta el Sáhara. La revuelta de los Tuareg protagoniza el telón de fondo para una música de mestizaje y protesta nacida en los suburbios de los tuareg, desterrados a las ciudades o en los campos de entrenamiento de Libia, donde tipos como De Keddou ag Ossad tenían el AK en una mano y la guitarra eléctrica en la otra. Hendrix se da la mano con la música tradicional del desierto para crear uno de los estilos más potentes y comprometidos que pueden sonar hoy en día en tu dial de la FM.

Al hilo, iremos desgranando la historia de las sublevaciones que estos nómadas del desierto han protagonizado contra árabes, franceses y burócratas del estado de Mali. Y aunque no te lo creas… nos las hemos ingeniado para meter a los Kyuss.

REVUELTA JUVENIL EN MONGOLIA#8. THE DIGGERS

The Diggers enterrando al hippie. Y no, no son las Cuevas del Sacromonte ni el Cristo de los Gitanos.
The Diggers enterrando al hippie. Y no, no son las Cuevas del Sacromonte ni el Cristo de los Gitanos.

Aquí vamos con el “programa perdido”, un programa que por una serie de desafortunadas coincidencias os hemos tardado semanas en subir. En esta ocasión, y tras los dos especiales sobre “El Verano del Amor” seguimos sin salir de San Francisco. Nos vamos con The Diggers, el grupo de teatro y acción política escindido de la parte más “militante” y “concienciada políticamente” de los siempre alegres y dicharacheros hippies. En medio de tanto buen rollo hippilongis éstos fueron los primeros en atreverse a “cortar e rollo” y señalar que la utopía hippie, sin un mínimo de cociencia y organización, está lista para su funeral. El cual, por cierto, representaron en su “Entierro del hippie”.