Revuelta Juvenil en Mongolia #6 – El Verano del Amor, San Francisco 1967 (II).

The Diggers enterrando al Hippie.
The Diggers enterrando al Hippie.

Hace unos días nos íbamos a San Francisco para meternos de lleno en una de las eclosiones contraculturales más fuertes del siglo XX: el Verano del Amor en la California del 1967. La bahía se convertía en la meca de la contracultura, todo parecía posible y el espíritu de “paz y amor” inundaba a la juventud hasta el punto de que sí, por una vez, parecía que la revolución estaba ya, ahí. Sin embargo… todo lo que sube rápido baja aùn más rápido. El caos, la congestión del lugar, miles de jóvenes decepcionados vagando con la bajona del LSD por las calles, gurús pseudoespirituales lavando mentes, Charles Manson… si en el especial anterior hablamos del sueño, esta vez hablaremos de la pesadilla. Mantén la fe, ven a la barricada, sintoniza la revuelta. Emitiendo desde Ulan-Bator para todas las radios libres.

REVUELTA JUVENIL EN MONGOLIA#5 CAJÓN DE SASTRE DE LA REVUELTA.

Esta semana en Revuelta Juvenil en Mongolia nos vamos con una mezcla que nos lleva desde Zambia hasta Ohio pasando por Euskadi y Camboya. Nos vamos a quemar en la hogera al tiempo que nos vamos de vacaciones a la jungla. Pasamos por una grande del Jazz cantando a esas “extrañas frutas” que colgaban de los árboles en Alabama a unos Panteras Negras bailando rap en pleno suburbio de Nueva York.

Sube el volumen y ven a la barricada. Esta semana… ¡miscelania!

Revuelta Juvenil en Mongolia#4. El Verano del Amor 1967: “If you come to San Francisco don’t forget to put you flowers in your hair”.

Han pasado muchos años, han pasado muchas cosas y… aunque cuando pensamos en los hippies lo primero que se nos viene a muchos a la cabeza es la mítica “Matar hippies en las Cíes” de los Siniestro Total… lo cierto es que durante el comienzo del verano de 1967, en la Bahía de San Francisco, el sueño de rebasar a este podrido mundo constuyendo a golpe de improvisación una utópica comuna de paz, amor y armonía… ¡parecía aún posible!

Jóvenes melenudos de todo América peregrinaban a la Costa Oeste atraidos por la explosión contracultural que se estaba dando allá. Un mundo nuevo parido tras décadas de bohemia y diversas tribus contraculturales -todo el magma lioso de los Beats- estaba dando por fin sus frutos en un sitio donde tipos descalzcos se alimentaban del cadáver de una ballena tras abrir sus “Puertas de la Percepción” a golpe de LSD. Todo era cuestionado, y por ende todo parecía posible.

Sin embargo… como un amor de verano el sueño del Verano del Amor duró, pues eso, un verano. El colapso de la zona, la aparición de decenas de macarras aprovechados, los excesos con la droga, la falta de responsabilidad con la gestión de las comunas, la aglomeracion de jóvenes en un lugar con pocos recursos, la presión del sistema… todo ello hizo que el sueño durase poco. Pero su eco aún se escucha: el eco de una generación contracultural poderosa como pocas en su mensaje, de la cual salieron decenas de grupos de los cuales iremos hablando en nuevos programas.

Y medias de esto su música. El programa de hoy nos da pue a bucear en el Festival de Monterrey de 1967 y pinchar a The Who, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Grateful Dead, The Byrds, Mamas and The Papas, The Animals… y es que si algo no se puede negar a los hippies de aquella época es que con la música tenían un gesto excelente.

Ponte una flor en las pelanas, dale al “play” y recordemos por unos 59 minutos aquela máxima de “Paz y Amor”.

Revuelta Juvenil en Mongolia#3. La BLACKEXPLOTATION (Macarras, militantes y buena música).

Esta semana nos vamos a poner políticamente incorrectos para irnos con uno de los movimientos contraculturales más controvertidos y polémicos en la historia del BLACK POWER. Macarras, camellos, camioneros en busca de venganza, heroinas fusil en mano, historias del barrio y hasta algún que otro mafioso se entremezclan con militantes de los Panteras Negras y activistas del Poder Negro en medio de unas tramas llenas de excesos propios de la SerieB. Y es que… cuando mezclas las tramas de los cómics Pulp -que recogían todas aquellas bajas pasiones que no salían en la cultura oficial- , con la nueva imagen del Hombre y la Mujer Negra propia del ideario del BLACK POWER -una imagen alejada de la de ese negro bueno y sumiso del Tío Tom- y unas bandas sonoras geniales… ¡tenemos la Blackexplotation!

Un movimiento cinematográfico lleno de excesos visuales, violencia gratuita, toques muy macarras y horteras, peligrosas posibles malinterpretaciones del mundo de la droga… pero que estalló en los ’70 como un auténtico revulsivo en las entrañas de una industria cinematográfica blanca y bien pensante. Polémico hasta para la propia comunidad negra, la cual tuvo un intenso debate sobre la imagen que transmitían estas películas, la Blacexplotation es una de las corrientes contraculturales más llamativas; y en esto influye también la música. Porque esta semana nos vamos con una escaleta de lujo en la que aprecen cortes que para distintas BSO compusieran James Brown, Isaac Hayes. Curtys Myfield, Earth Wind & Fire… En suma, buena música, grandes historias y mucha polémica al ritmo más negro que te puedas echas a la cara. Siéntensen en sus localidades, empezamos la proyección en 3, 2, 1… ¡Acción!

Revuelta#3. Jazz y Generación Beat.

Todo viene de algo y, aunque muchos no lo quisieran reconocer, las tribus contraculturales de de los ’60 también tuvieron padre. O en este caso madre: la Generación Beat. Una amalgama de tipos apartados voluntariamente del marco bienpensante, bohemios, críticos; nihilistas unos, aventureros otros; intelectuales algunos, vitalistas muchos más… en todo caso un conjunto de “vagos y maleantes” que se encontraron en los clubs nocturnos de Nueva York con todos aquellos músicos de Jazz que, viéndose expulsados de las grandes Big Bands de Swing por querer ir más allá en su furiosa creatividad musical, quedaron relegados al mundo de los garitos.

Y en esa suerte de extraña coincidencia los renegados sociales coincidieron con los más exaltados y revolucionarios intérpretes de Jazz, poniendo banda sonora a una generación contracultura deseosa de un ritmo que la normalizada sociedad burguesa les negaba. Quizá por ello, cuando escucharon el trepidante sonido del Be Bop de Charlie Parker, se volvieron locos de excitación.

En suma, esta semana Be Bop -el Jazz más salvaje y rompedor- y todo el magma contracultural de los Años ’50. Pilla el saxo como “Bird” Parker, vente haciendo autostop como Jack Kerouac y empecemos una semana más la Revuelta. Revuelta Juvenil en Mongolia.

Escaleta:

0. – Revuelta Juvenil en Mongolia. ILEGALES.

  1. – Be Bop. DIZZY GILLISPIE-
  2. – Be Bop. CHARLIE PARKER.
  3. – Freedom Day. MAX ROACH.
  4. – Cherooke. BUD POWELL.
  5. – Jungla. DIZZY GILLISPIE.
  6. – Goin’ to Minton’s. FATS NAVARRO.
  7. – Nice work if you can get it. THELONIUS MONK.
  8. – Safari. HORACE SILVER.
  9. – Ton Thumb. BOBBY TIMMONS.